Inicio PROBLEMAS QUE AFECTAN LA SOSTENIBILIDAD 3 cosas que nadie te va a decir sobre el reciclaje de...

3 cosas que nadie te va a decir sobre el reciclaje de plástico

14614
0
reciclaje de plástico

En la actualidad, más de 200 kilos de basura va a parar a los océanos. Es por ello que el reciclaje de plástico ha cobrado fuerza en las últimas dos décadas, y se han implementado modelos de producción circular en el que los productos se fabrican, se consumen, se reciclan, se producen y se vuelven a consumir.

No obstante, este método no es el más eficaz para la conservación del medio ambiente, puesto que la invasión de plástico y demás desechos, solo podrá detenerse si reducimos el consumo de los materiales de un único uso.

¿Te gustaría saber datos importantes que te harán cuestionar la eficacia del reciclaje? Te las contamos para que seas tú mismo quien tome la mejor decisión al respecto.

El reciclaje de plástico representa menos del 10%     

Según PlasticsEurope, para el 2018 la producción mundial de plástico alcanzó casi los 360 millones de toneladas. Entre los residuos existentes, este es uno de los más perjudiciales por sus consecuencias aterradoras en los ecosistemas terrestres y marinos.

Del total de la producción, no se recicla ni siquiera el 10% de la misma. En la actualidad, más de 12 millones de toneladas de plástico desembocan en el mar cada año. Esto es lo mismo que un camión del aseo urbano vertiera sus desechos en el mar cada minuto.

No todos los materiales pueden reciclarse

La forma de algunos recipientes de plástico entorpece su reciclaje. Específicamente hablamos de los recipientes que contienen varios tipos de plástico como los envases que usan una capa de Policloruro de vinilo (PVC) como recubrimiento para estampar sus etiquetas.

Además, los materiales que tienen tamaño menor a los 80mm, como pajitas, tapones, envases de yogures, monodosis hosteleras, entre otros… son descartados en el proceso de reciclaje. Es decir, terminan incinerándose o en el vertedero.  

Es por ello que es indispensable que se realicen diseños más apropiados para estos productos, de manera tal que no generen tantos residuos o también puedan recuperarse y no acaben en el vertedero o la máquina incineradora.

Las etiquetas que están adheridas a los envases de plástico, también forman parte de los materiales que no se pueden reciclar. De acuerdo al “libro blanco” de Plastic Technologies Inc, el método para descartar las etiquetas de los envases, puede resultar más complicado que el mismo proceso de reciclado.

Un sector con poca transparencia

Existen enormes discrepancias en la información de fabricación y recuperación de plástico frente al reciclaje, esto genera muchas interrogantes sobre la verdad de este proceso en nuestro país.

Esta situación es un llamado de atención para mejorar la transparencia en la divulgación de datos sobre el reciclaje. Además, es indispensable conocer la cantidad de residuos plásticos que acaba en los ecosistemas terrestres o marinos, ya que en muchas ocasiones, no se cuentan con datos oficiales.  

Las compañías que usan el plástico como materia prima, deben conceder una cantidad por cada artículo envasado, de modo tal que puedan costear la gestión de sus envases. No obstante, se ha descubierto que lo que han hecho es cancelar la mano de obra correspondiente a la recolección y tratamiento de los ayuntamientos, es decir, no están cumpliendo con el pago por los envases que están circulando. Y por si fuera poco, no se lleva un registro de los envases que están a la venta.

Para concluir queremos decirte que las grandes empresas se ahorran enormes cantidades de dinero porque solo cancelan el sobrecoste y no el total del coste de la gestión de envases. Paralelamente, no se está exigiendo el número de envases que se están comercializando, dato importante para la gestión del plástico.

Consideraciones finales

Las grandes corporaciones nos han vendido la idea de que el reciclaje es la mejor alternativa para detener la contaminación por plástico. Sin embargo, las deficiencias de estos sistemas no han frenado las consecuencias de este fenómeno.

Es por ello que te recomendamos ciertas cosas que puedes hacer desde casa, para contribuir con la recuperación de los ecosistemas afectados por la contaminación por plásticos. ¡Empezamos!

  • Las primeras 2 R´s de la trilogía son mejores que la última. Es decir, a no ser que sea imprescindible reciclar, es mejor reducir y reutilizar.
  • Adopta una conciencia ambientalista al instante de hacer tus compras, de esa manera, solo adquirirás los productos necesarios para tu consumo y se reducirá la marea de plástico.
  • Al momento de hacerte con un nuevo artículo, asegúrate que sea elaborado con materias primas sostenibles y que se puedan recuperar sencillamente.
  • Opta por productos locales.
  • Rechaza los plásticos de un solo uso.
  • Exige leyes a los estados que regulen el uso del plástico. La mayor responsabilidad de la crisis por la contaminación por plástico, recae en las compañías más que en los agentes individuales.

Recuerda que un mundo sostenible es posible pero necesita de todos, empieza hoy a aportar tu granito de arena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí