Categorías
energías renovables

5 opciones ecológicas para la calefacción

Muéstranos tu cariño compartiendo

5 opciones ecológicas para la calefacción

El tercio del consumo de energía no renovable proviene de los hogares privados. Según estadísticas, el uso de la calefacción por parte de estos conforma el 70.5% del consumo de servicios básicos. Esta situación no solo debería de ser regulada por quienes están en la palestra política, todos desde sus hogares pueden aportar a la preservación de la biodiversidad con un cambio en su día a día.

No obstante, pueden surgir ciertas dudas:

¿Cómo puedo calentar mi hogar sin perjudicar al medio ambiente?

En este post resolveremos cada interrogante al respecto.

5 opciones ecológicas para la calefacción:Combustibles fósiles

El combustible fósil aún se posiciona como el medio energético más empleado en los hogares, sin embargo, no es bien conocido el riesgo que implica tal uso. Los combustibles fósiles, como el gas natural, generan sumas emisiones de CO2 (dióxido de carbono). En el caso del calentamiento de aceite con un combustible fósil, realizado en todos los apartamentos de un edificio, produce 18 toneladas de CO2 por todo un año.

En contraposición, se encuentran los medios de energía renovable que no emiten esta alta cantidad de gases, sin embargo, su instalación suele requerir de más recurso monetario.

¿Qué usar en reemplazo del combustible fósil?

Anteriormente, era imposible pensar que se pudiese calentar el hogar sin afectar al entorno con la emisión del CO2. Con el advenimiento del pensamiento ecológico y la difusión de la preservación ambiental, se han desarrollado diversos métodos de calentamiento hogareño a partir de máquinas ecofriendly.

5 opciones ecológicas para la calefacción: La bomba de calor

La bomba de calor es una de las más conocidas y empleadas, no solo por lo favorable que es el para el medio ambiente, sino que ofrece oportunidades de financiación. El 45% de las ganancias de estas máquinas es adquirido por los encargados de la instalación.

Para el calentamiento del agua, solo necesita del calor ambiental gratuito: aire, agua o la tierra. Sin embargo, requiere de energía auxiliar para que el calor obtenido se nivele a una temperatura adecuada para el uso. La energía usada es renovable, por lo que solo emite 0.2 toneladas de CO2 al año.

El funcionamiento de la bomba de calor es de este modo:

  1. Fase de evaporación: el refrigerante líquido se transforma en gas, producto de la absorción del calor.
  2. Fase de compresión: en esta se usa electricidad verde para que el refrigerante se comprima y la temperatura se adecúe al nivel necesario.
  3. Fase de condensación: el condensador extrae el calor del refrigerante, se enfría y luego se convierte en líquido caliente.
  4. Fase de relajación: finaliza la compresión, el refrigerante reposa para comenzar nuevamente el proceso.

Para conocer el gasto de energía que hace la bomba de calor, se debe realizar el cálculo por medio de una fórmula. Se necesita del coeficiente de rendimiento anual, el cual puedes calcular mediante una calculadora online. Pese a esto, el gasto anual de la bomba de calor suele ser de 3 a 4.5. La fórmula es la siguiente:

Costo de energía eléctrica por kWh / Rendimiento de la bomba = costo por kWh de calor

Una vez realizada la fórmula, hay que calcular el costo del consumo eléctrico:

Gasto de electricidad anual de la bomba / gasto de electricidad del proveedor = costo total de la electricidad

En caso de una familia, el precio total oscila entre los 300 y 800 euros anuales, en caso que solo se use la calefacción.

La bomba de calor no es una opción rentable para edificios de estructura antigua, debido a que requiere de bajas temperaturas, por lo tanto, un aislamiento efectivo y una superficie de calefacción adecuada, como un suelo radiante.

5 opciones ecológicas para la calefacción: electricidad fotovoltaica

Por otra parte, la bomba de calor puede complementarse con otros modos de energía verde, como un sistema fotovoltaico. Este dispone diversos beneficios, como la independencia del servicio público de energía y también es más económico.

La electricidad fotovoltaica se recomienda cuando se quiere ahorrar energía a través de un tanque de almacenamiento, el cual absorbe la electricidad no empleada y la emite cuando el usuario la necesita.

5 opciones ecológicas para la calefacción: calefacción hibrida

Antes mencionamos la poca rentabilidad de una bomba de calor en un edificio de estructura antigua, dado que esta necesita de ciertas condiciones que solo se encuentran en un edificio moderno.

Para la resolución de esta situación se pueden emplear combinaciones de sistemas de calefacción, así podrá generarse el calor de manera ambiental, parcialmente.

Entre las combinaciones más usadas, referimos:

  • Calentamiento con gas – Bomba de calor y electricidad fotovoltaica
  • Calentamiento con gas – Bomba de calor
  • Calentamiento con gas o petróleo – Solar térmica
  • Combustible fósil – Calefacción de leña
  • Bomba de calor – Madera
  • Combustible fósil – Calefacción de celdas de combustible

El sistema más recomendado por su bajo costo y eficiencia con la preservación del medio ambiente, es la calefacción de gas con la bomba de calor, dado que el recurso ecológico actúa casi todo el año. Cuando alcanza su límite, se emplea la calefacción de gas.

Comparando los dos medios de calefacción por energía consumible, el petróleo emite 19.05 toneladas de CO2, mientras que el gas natural solo produce 1.36 toneladas.

5 opciones ecológicas para la calefacción: La madera

Actualmente, la madera ha sido un elemento en desuso en cuanto a calentamiento se trata. La calefacción con leña proporciona una calidez natural sin perjudicar al entorno, no obstante, hay que distinguir los diversos sistemas de calefacción:

  • Chimenea abierta: es el menos recomendable debido a las altas emisiones de CO2 y otros contaminantes.
  • Estufa de cerámica: desde que la leña es puesta en la estufa, la cerámica (azulejos, específicamente) resguardan el calor producido por esta durante horas, liberándolo simultáneamente. No obstante, es más complejo el control del calor.
  • Calefacción de pellets: los pellets son residuos de la madera en forma de pequeños gránulos. Es uno de los sistemas de energía renovable más eficientes y empleados.
  • Caldera de gasificación de gas: se encarga de calentar a todo el edificio.

El sistema más adecuado para la preservación del medio ambiente y flujo del aire sin residuos, es el uso de pellets, emitiendo solo 0.96 toneladas de CO2 anuales.

Más artículos interesantes:

la sostenibilidad

La Sostenibilidad

¿Qué es la sostenibilidad? La definición de "sostenibilidad" es el estudio de cómo funcionan los sistemas naturales, se mantienen diversos ...
Leer Más
energía renovable

Una guía completa de 7 fuentes de energía renovable

Una guía completa de 7 fuentes de energía renovable ¿Te has estado preguntando qué significa realmente "energía renovable"? Las fuentes ...
Leer Más
producto biodegradable

Productos biodegradables: la solución al plástico

Los productos Biodegradables es la solución al problema del plástico. En nuestro mundo lleno de plástico, evitar el plástico puede ...
Leer Más
el cambio climatico en 2020

¿Qué es el cambio climático? 2020

Conozca las causas del cambio climático y cómo puede reducir su amenaza. El cambio climático, también llamado calentamiento global, se ...
Leer Más
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *