Inicio SOTENIBILIDAD ECONÓMICA ¿Cómo entender la importancia de la economía naranja para la sostenibilidad?

¿Cómo entender la importancia de la economía naranja para la sostenibilidad?

5204
0
economía naranja

¿Qué particularidades similares tienen el personal de una agencia de marketing, un cantante, una directora cinematográfica, un cocinero y un ingeniero? Que son actividades que están dentro de la economía naranja.

La cultura, la innovación, la imaginación y la creatividad son los pilares fundamentales de este gran ecosistema.

Hoy en día, las actividades económicas relacionadas con la economía naranja representan un 3% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

El potencial que este tiene sector para generar nuevos trabajos, elevar la competitividad y hacer crecer la economía es muy amplio. Por esta razón, en este artículo te explicaremos su definición, cuál es su objetivo principal, el panorama mundial de la economía naranja y cómo contribuye a alcanzar la sostenibilidad. ¡Comencemos! 

Concepto de la economía naranja

Esta definición hace referencia a las actividades que se basan en convertir ideas que aporten creatividad en servicios y bienes culturales. Por esta razón, los objetos resultantes son vulnerables de transformarse en contenido de propiedad intelectual.

Las industrias más habituales de la economía naranja son: el entretenimiento, el diseño, la publicidad, la moda, la arquitectura, las artes visuales, entre otros. Este sector recibe el nombre de naranja porque este color se asocia con la cultura, la creatividad y el conocimiento, pilares fundamentales de esta economía.

Este término apareció por primera vez en el año 2001 cuando John Howkins lo mencionó en su libro “The creative economy: how people make money from ideas (La economía creativa: cómo las personas ganan dinero con las ideas), y se consolidó gracias a estudios realizados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donde se resaltaba la importancia de potenciar la cultura y la creatividad en las naciones de América Latina.  

Misión de la economía naranja

La economía naranja surgió con la firme necesidad de potenciar la cultura en determinadas economías emergentes. Es decir, otorgarle profesionalidad a un sector que se encontraba olvidado por muchos gobiernos.

Considerando la enorme potencialidad que representa este sector para la economía mundial, expertos del BID desarrollaron líneas de trabajo para impulsar esta actividad en países donde existía déficit cultural, gracias a ello las actividades enmarcadas en la economía naranja son tomadas más en cuenta para la elaboración de planes de desarrollo económico en la mayoría de las naciones del mundo.

Cifras importantes de la economía naranja a nivel mundial

Gracias a su vinculación directa con la innovación y el emprendimiento, la economía naranja se ha vuelto muy atractiva para muchas personas –sobre todo para la población más joven–, lo que ha hecho que crezca a un ritmo sin precedentes. Tan solo en el año 2011, el comercio mundial de bienes y servicios creativos llegó a la cifra de 624 mil millones de euros y estos números no han dejado de aumentar hasta la llegada de la pandemia.  

Según el informe Recostruyendo Europa, en el viejo continente el 4,4% del PIB proviene de las industrias creativas y culturales, ostentando unos ingresos de 643.000 millones de euros.

Otro informe importante de este sector  es el “Cultural Times: The first global map of cultural and creative industries” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El mismo resalta que los productos y servicios provenientes de la industria cultural representan un 3% del PIB mundial, y otorgan más de 20 millones de puestos de trabajo en el planeta.

Aunque parezca una cifra global muy modesta, suma más que sectores como el de las telecomunicaciones. Además, los ingresos que se originan desde estas industrias aportan más que el sector automotriz de Estados Unidos, Europa y Japón.   

¿Cómo contribuye la economía naranja con la sostenibilidad?

Las ventajas que ofrece la economía naranja están estrechamente vinculadas con lo que propone el Objetivo 8 del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. El mismo establece lo siguiente: Promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos.

Además, la economía naranja es un canal importante para difundir conocimiento de forma masiva en nuestras sociedades, por esta razón, representa una chance invaluable para sensibilizar a la población sobre los beneficios de tener un medio ambiente sano y un planeta sostenible.

No cabe dudas que este concepto puede ayudar a solucionar muchos problemas económicos y sociales que aquejan a múltiples naciones.

El mundo está evolucionando a una velocidad vertiginosa. Es imposible saber cómo viviremos en el futuro. Lo único que sabemos es que hará falta mucha imaginación y creatividad para prepararnos y afrontar los nuevos retos.

Estamos seguros que tienes alguna idea que te gustaría materializar. La economía naranja y el mundo te darían las gracias si comenzaras a darle forma. ¿Qué estas esperando?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí