Categorías
Nutrición

Desperdicios de comida

Muéstranos tu cariño compartiendo

Desperdicios de comida

El camino de la producción de alimentos y preparación de comida es largo, desde su producción en los campos hasta llegar a los supermercados, restaurantes o ser servidos en casa.

Cuando en la producción, embalaje o transporte se ocurre algo con los alimentos que evita que lleguen a su destino y sean consumidos, se conoce como pérdida de alimentos.

La pérdida de alimentos puede deberse a errores o accidentes, causas que pueden escaparse de las manos, pero cuando los alimentos no se aprovechan por acciones directas de los consumidores, es desperdicio de alimentos y aquí si podemos tomar algunas acciones para evitar estas pérdidas.

¿Qué es el desperdicio de comida?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura (FAO) el desperdicio de alimentos se produce cuando por acciones de consumidores o proveedores minoristas los alimentos pierden la calidad para ser consumidos por humanos, en consecuencia, es comida que se tira.

El despilfarro de alimentos es un problema serio, tanto en lo ético como en lo ecológico. Pues, miles de personas padecen de hambre en el mundo y como un problema medio ambiental dado que interfiere con los procesos naturales del ambiente y contribuye al cambio climático.

Datos importantes sobre el desperdicio y pérdida de alimentos

Para la FAO, el porcentaje de pérdida y desperdicio de comida equivale al tercio de toda la producción mundial para el consumo humano, esto es igual a 1.300 millones de toneladas de alimentos que por año van al vertedero.

Casi la mitad de las frutas que se cosechan en todo el mundo se desperdician, ¿te imaginas ver miles de cajas de cereales en la basura? Aproximadamente 800.000 millones de empaques de pasta y 200 millones de toneladas de carne se pierden, esas toneladas de carne son igual a 75 millones de vacas.

Causas del desperdicio de alimentos

El Desperdicio global de la comida tiene dos vertientes importantes, la falta de recursos y la abundancia de ellos. En zonas como África, donde los recursos tecnológico y de transporte son escasos y limitados, la pérdida de alimentos se produce a lo largo del proceso que se invierte para que lleven los alimentos a los consumidores.

La refrigeración y el proceso de transporte son los aspectos más relevantes en este caso.

Mientras tanto, en Europa, EEUU y Japón, los desechos son producto del desperdicio, son los consumidores quienes dejan que caduquen en sus hogareso los restaurantes que luego de días sin vender cierto tipo de comida lo dejan en la basura.

España se ha comprometido con reducir el consumo el desperdicio de comida, esto en virtud de una estrategia nacional de Mas alimentos, menos desperdicio que se desarrolla entre 2017 y 2020. Sin embargo, si te preguntas ¿cuánta comida tiramos al año?, la respuesta es que para el 2018, el país registro un desperdicio de 1.339 millones de kilos y litros de alimentos, lo que supuso un aumento del 8% en comparación al año anterior.

Síguenos en Instagram

Consecuencias del desperdicio de alimentos

Visto como una consecuencia económica, la FAO ha reportado que las pérdidas son de 1.000 millones de dólares en producción, 700.000 millones en costos ambientales y cerca de 900.000 millones en costos sociales.

Pero, los desperdicios no solo se traducen a pérdidas económicas, sino que también son daños para los ecosistemas y sus procesos, pues, generan contaminación, deterioran los suelos y aceleran el cambio climático.

Los desperdicios generan la emisión de gases contaminantes, efecto invernadero. La emisión de carbono impacta directamente sobre los suelos y el agua. Un ejemplo bastante notable es el desperdicio de arroz, dado que es uno de los alimentos que al descomponerse emite notables cantidades de metano.

Los sistemas y prácticas agrícolas pueden alterar la naturaleza de los suelos, según un estudio de la FAO hay 1.400 millones de hectáreas de tierra trabajadas para la producción de alimentos, de las cuales, un 30% produce alimentos que no serán consumidos.

Este 30% son tierras trabajadas, tierras cuyas propiedades naturales han disminuido y han interrumpido la generación de nuevos caudales de agua y que entorpecen la biodiversidad.

Los desperdicios de comida y el hambre

Se estima que más de 800 millones de personas sufren de hambre en el mundo, por supuesto, esto no es una consecuencia directa de los desperdicios y pérdida de alimentos.

Pero si pensamos que 1 de cada 9 personas pasa hambre, mientras que una familia  promedio desperdicia cientos de kilos de comida al año, la reducción de desperdicios también podría reducir el hambre.

Las desigualdades en el mundo se expanden, mientras aumentan las cifras sobre el desperdicio de comida, también lo hace el hambre. Con los 1.300 millones de toneladas de alimentos que se pierden al año, es posible alimentar a 3.000 millones de personas, hacia acá es donde apuntan las intenciones de Hambre Cero de la ONU.

Soluciones para el desperdicio de alimentos

El desperdicio de comida se produce en todos los niveles de la cadena de producción y consumo, en consecuencia, las soluciones deben aplicarse en todos estos ámbitos.

Por ejemplo, con legislaciones. Ni la UE ni EEUU cuentan con legislaciones, leyes o normativas que se encarguen de regular los desperdicios o penalizarlos a fin de evitarlos. Muchos países se han comprometido con los objetivos de las Naciones Unidas, pero más allá del compromiso no se toman medidas específicas que luchen contra el despilfarro de alimentos. Aquí, el quehacer político es muy importante.

Tristram Stuart, mantiene una iniciativa para que la UE retire la prohibición de alimentar cerdos con desperdicios de comida, una medida tomada en 2001 por Reino Unido, pues se vinculó esta práctica con el brote de fiebre aftosa. Sin embargo, la iniciativa de Stuart apunta a recoger, esterilizar y procesar los residuos.

Estas son algunas soluciones macro sobre el problema de los desperdicios, pero como civiles podemos tomar algunas acciones propias para evitar el desperdicio de comida.

Medidas para el consumo responsable y evitar los desperdicios de comida

  • Aprende a conocer tus medidas reales de consumo, planifica, compra y cocina de acuerdo a lo que realmente necesitas y a la cantidad de personas.
  • Si al comer sobra algo, congélalo y déjalo para el siguiente día. Y cuando se vuelva a cocinar, que estas sobras sea lo primero que se tome.
  • Si se hacen cenas familiares o con amigos, deja que sean ellos mismos quienes se sirvan, así escogen la cantidad que van a comer.
  • Si tienes en casa alimentos no perecederos y sabes que no los usaras, dónalos a vecinos u organizaciones.
  • Apuesta por comprar frutas y verduras irregulares, la calidad es la misma.
  • Administra la dispensa de acuerdo a usar lo más viejo.

Autor del artículo : Norvelin Hernández

Más artículos inetresantes: La Biodiversidad

la sostenibilidad

La Sostenibilidad

¿Qué es la sostenibilidad? La definición de "sostenibilidad" es el estudio de cómo funcionan los sistemas naturales, se mantienen diversos ...
Leer Más
energía renovable

Una guía completa de 7 fuentes de energía renovable

Una guía completa de 7 fuentes de energía renovable ¿Te has estado preguntando qué significa realmente "energía renovable"? Las fuentes ...
Leer Más
producto biodegradable

Productos biodegradables: la solución al plástico

Los productos Biodegradables es la solución al problema del plástico. En nuestro mundo lleno de plástico, evitar el plástico puede ...
Leer Más
el cambio climatico en 2020

¿Qué es el cambio climático? 2020

Conozca las causas del cambio climático y cómo puede reducir su amenaza. El cambio climático, también llamado calentamiento global, se ...
Leer Más
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *