Categorías
GESTIÓN DE RESIDUOS

Residuos electrónicos: de amenaza a oportunidad para el planeta

Los residuos electrónicos son todos los aparatos que se encuentran inhabilitados y que necesitan de fuentes de energía eléctrica o baterías para funcionar.

Los artículos electrónicos nos han otorgado diversos beneficios sociales y ambientales: desde la extensión de los canales educativos, pasando por una notable mejora en los servicios de salud pública hasta llegar al punto de poder enfrentar con más eficacia los retos del calentamiento global.

No obstante, también ha traído consecuencias desfavorables para el planeta. De acuerdo a un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se generan 50 millones de toneladas de residuos electrónicos por año, esto implica una fuerte amenaza para nuestra salud y la del medio ambiente.

Evidentemente, si no se toman los correctivos adecuados para mejorar esta situación, la cantidad mencionada podrá doblarse de aquí a unos 30 años.

En este artículo, te hablaremos acerca de las consecuencias sociales y ambientales que tienen los residuos electrónicos y también te comentaremos la excelente oportunidad de trabajo que significa para millones de personas alrededor del mundo.

Consecuencias sociales y ambientales de los residuos electrónicos

Los residuos electrónicos representan una ligera porción de toda la producción de desechos sólidos a nivel mundial. Empero, son los que implican el mayor riesgo para el planeta y la salud humana.

+También te puede interesar: Todo lo que necesitas saber sobre los desechos sólidos y su impacto en la naturaleza

Son contadas las naciones que ostentan de un método para cuantificar este tipo de residuos provenientes de firmas comerciales, unidades domésticas y de los Estados. Los mismos se componen de muchos elementos que están presentes en la tabla periódica: cobre, oro, níquel, entre otros. Solo un móvil inteligente posee hasta más de 60 de los elementos mencionados.

Si bien es cierto que parte de estos residuos son recuperados, reciclados y usado para fabricar otros productos, no deja de ser una tarea sumamente compleja ya que en un mismo artículo pueden existir hasta más de 100 elementos diferentes.

Los residuos electrónicos afectan la calidad del agua e interfieren en las cadenas alimentarias. Además, la quema del plástico contenido en los mismos, segrega elementos dañinos para la atmósfera y para nuestra salud respiratoria.

Por poner un ejemplo, un congelador mal reciclado emite la misma cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que las de un coche recorriendo 15.000 kilómetros.

Según estimaciones de la ONU, para el año 2040 las emisiones de GEI que se originarán por la fabricación y utilización de productos electrónicos, estarán cerca del 14% de las emisiones globales.

Por otra parte, el reciclaje informal de este tipo de residuos representa una de las consecuencias sociales más devastadoras. En varios países de África, solamente las mujeres y los niños son el 30% de la mano de obra que procesa los residuos electrónicos.

Las sustancias tóxicas contenidas en estos residuos, han sido halladas en personas que laboran en este sector y cada día son más vulnerables puesto que no usan ningún equipo de protección.

En la actualidad, se desconoce el número de habitantes que se dedica al procesamiento informal de residuos electrónicos. No obstante, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en países como Nigeria el número de trabajadores estimado es de 100.000 personas.

Oportunidad invaluable para la generación de empleos

¿Sabías que existe más oro en una tonelada de móviles desechados que en una tonelada mineral de oro? Así es. Por ello no es descabellado afirmar que los mayores tesoros del planeta están en los vertederos y en nuestros hogares.

La fabricación de plantas de reciclaje formales para los residuos electrónicos brinda una inigualable oportunidad de empleo para muchas personas en el mundo. Por esta razón, muchas compañías de móviles inteligentes están optando por la recuperación de sus residuos para darle un segundo uso.

Optimizar el valor de estos materiales significa que dejarán de ser una amenaza y se convertirán en el mayor tesoro económico del mundo. Si se toman las decisiones correctas, esto podrá verse materializado en un futuro no muy lejano.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *