Categorías
SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL SOSTENIBILIDAD EN EL HOGAR

Sostenibilidad: claves para entender este innovador concepto

Ciudades sostenibles, energías renovables, seguridad alimentaria, educación de calidad, agua limpia… lo cierto es que la sostenibilidad aparece en casi todas las áreas del conocimiento. Te has preguntado, ¿por qué? Hoy en día no es suficiente producir bienes y servicios que satisfagan nuestras necesidades, ya se piensa en el impacto ambiental de estas actividades económicas.

Por esta razón, organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en compañía de líderes mundiales, establecieron los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) para garantizar un planeta sano y brindar oportunidades a las personas más vulnerables.

Si deseamos lograr estos objetivos, debemos ser protagonistas de los cambios y hacerlo en conjunto con los gobiernos y el sector privado.

En este artículo te explicaremos la historia de la sostenibilidad, los problemas que retrasan el logro del desarrollo sostenible, los avances en esta materia y cómo contribuir con la sostenibilidad desde nuestras casas.

Historia de la sostenibilidad

Fue en el Informe Brundtland del año 1987 cuando por primera vez se escuchó la palabra sostenibilidad. Este trabajo hizo honor a la Primera Ministra noruega, quien encabezó una investigación para encontrar medidas correctivas ante el impacto que estaban teniendo las actividades humanas en la naturaleza.

Este trabajo enalteció la importancia del desarrollo sostenible para frenar el impacto del cambio climático, y propuso que estas temáticas fueran abordadas en la nueva agenda mundial.

Aunque pasaron casi tres décadas para ello, el 25 de septiembre de 2015 los ODS fueron el tema principal para la nueva agenda 2030 del desarrollo sostenible.

Este concepto hace referencia a la capacidad de administrar los recursos para satisfacer las necesidades actuales, sin comprometer los recursos de las generaciones futuras. Tomando en cuenta el desarrollo económico, social y la protección del medio ambiente.

¿Qué problemas impiden el alcance de la sostenibilidad?

La sobrepoblación, la pobreza extrema, el cambio climático, la desigualdad económica, el desempleo, la contaminación ambiental, entre otros… son algunos de los problemas que debe enfrentar nuestra sociedad actual para alcanzar el desarrollo sostenible. Por esta razón, veremos cómo plantarle cara a estos problemas desde la economía.

El indicador que se utiliza en la actualidad para medir el crecimiento económico de una nación es el Producto Interno Bruto (PIB), en el mismo se refleja el valor en miles de millones de dólares de los todos los bienes y servicios finales producidos en un año.

Hasta este punto todo va bien, sin embargo, si deseáramos saber si una empresa es sostenible este indicador sería inútil.

Por ejemplo, cuando una nueva cadena comercial se establece en una región, no se sabe si traerá más amenazas que beneficios, puesto que no es seguro si respetará las formas de vida y la cultura del lugar.

Por esta razón, existen poderosas razones para afirmar que el objetivo fundamental de la actividad humana es que las personas puedan acceder a una vida más larga, más saludable y más plena. Entonces, nada esto es posible si no consideramos los efectos que tienen los procesos productivos.

Diversas naciones pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) como Suiza y Suecia, han considerado apostar por otros indicadores que permitan tener en cuenta los problemas ambientales. Gracias a ello, son designadas por el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT) como las ciudades más sostenibles del mundo.

Los indicadores a los que hacíamos referencia son: la calidad del aire, la cantidad de agua usada por día, el número de especies en peligro de extinción, la concentración de contaminante en los factores bióticos (agua, suelo y aire), entre otros.

Además, el uso de energías renovables representa una oportunidad invaluable para detener las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y lograr ciudades más sostenibles.

Avance en el cumplimiento de los ODS

Previamente es necesario aclarar que la pandemia de COVID-19, desató una serie de acontecimientos que obstaculizaron más los avances en el cumplimiento de los ODS. A continuación te presentamos algunos resultados emitidos por la ONU:

  • Millones de habitantes padecen la falta de servicios básicos (agua potable, gestión de desechos sólidos, viviendas apropiadas, entre otros). Todo esto se ha agudizado a raíz de los efectos de la pandemia.
  • Al menos el 90% de los estudiantes de educación primaria y secundaria (1.570 millones) han sufrido las consecuencias del cierre de las instituciones educativas. ¿Qué implica esto? Desnutrición por no contar con la comida escolar y poco acceso al aprendizaje en línea.
  • Según estimaciones de dicho organismo, cerca de 71 millones de personas a nivel mundial tendrá riesgo de caer en la pobreza extrema. Cabe destacar que desde 1998 este indicador ha ido en deceso.
  • Millones de trabajadores de la economía informal corren el riesgo de verse afectados por la pandemia, puesto que es probable que hasta el 60% de sus ingresos disminuyan.
  • Para finales de 2020 hubo una disminución significativa en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Sin embargo, dicha reducción se produjo por la poca actividad industrial y la paralización del transporte terrestre y aéreo debido a la pandemia.

En conclusión, existen muchas cosas que se deben hacer desde lo institucional y lo individual para contribuir con el desarrollo sostenible.

¿Qué podemos hacer desde casa?

Los seres humanos estamos tratando el planeta como si tuviéramos otro lugar donde vivir. Cuidarlo y mantenerlo en buen estado no es una tarea que solo depende de las empresas y de los gobiernos, también depende de ciudadanos como tú. Existen pequeñas tareas que veremos a continuación, las cuales podemos hacer desde nuestras casas para contribuir a tener un medio ambiente más sostenible.

Optar por bombillas LED

Optar por bombillas LED nos permitirá ahorrar energía en nuestro hogar, aunque al principio implique un gasto de dinero, luego se recompensará con una factura de electricidad más barata y el planeta nos lo agradecerá.

Separar los residuos en nuestro hogar

Debemos juntar cada residuo por separado, es decir, el plástico con el plástico y el cartón con el cartón. Es indispensable que estos materiales estén limpios antes de almacenarlos en su recipiente correspondiente. Posteriormente, tenemos que localizar un centro de acopio de reciclaje cercano a nuestra comunidad y reportar que poseemos material para entregar.

En cuanto a los residuos orgánicos, el compostaje es una excelente alternativa y el humus resultante lo podemos usar para las plantas o podemos venderlo. De esta manera, tendremos un hogar sostenible libre de residuos.

Los productos locales deben ser nuestra prioridad

¿Sabías que el transporte de mercancías es uno de los sectores que más emisiones de GEI genera? Apostar por productos locales y que sean de la estación del año que vivimos, reduce la necesidad de importar artículos de otros países.

Con esta acción tan minúscula, estamos haciendo que el cambio climático se desacelere.

El planeta nos otorga todos los recursos para nuestra sobrevivencia, ayudemos con un granito de arena para hacerlo un lugar más agradable.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *