Sugerencias exclusivas que te ayudarán a ahorrar energía en casa

Ahorrar energía en casa es una acción generosa para el planeta, no solo por un asunto de dinero sino por cuestión de conciencia ambiental.

Si consideras todas las labores domésticas que llevas a cabo diariamente, podrás darte cuenta que en muchas de ellas requieres energía eléctrica. Por lo tanto, ser consciente de tu consumo de electricidad es de vital importancia para proteger el medio ambiente.

La electricidad puede obtenerse a partir de diversas fuentes, unas son infinitas o renovables, mientras que otras son limitadas o no renovables. En la actualidad, según un estudio elaborado por el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), y la División de Estadística de las Naciones Unidas (UNSD), más del 80% de la población mundial se abastece de energía de fuentes no renovables, lo cual ha causado un impacto considerable en las temperaturas globales de los últimos años.

Por lo tanto, adoptar hábitos que contribuyan a la reducción del consumo eléctrico nunca había sido tan importante. En este artículo, te contaremos las ventajas de ahorrar energía y ciertas acciones que puedes realizar desde casa para lograrlo ¡Comencemos!

Ventajas de ahorrar energía en casa

La mejor manera de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que provienen del uso desmedido de la energía eléctrica, es el ahorro. Ciertamente no solo contribuye a tu bolsillo y ayuda al bienestar de tu vecino, sino a todo el ecosistema.

Además, existen otras ventajas que te ayudarán a tomar más conciencia sobre tu consumo de energía, entre ellas están:

  • Reduces el costo de tus facturas de electricidad.
  • Contribuyes con la restauración del planeta porque al haber menos demanda de energía, se requerirán menos recursos para producirla.
  • Indudablemente el precio final de la energía eléctrica disminuirá, puesto que al verse más bajo el consumo, el coste de producción hará lo mismo.
  • Contaminarás menos el medio ambiente y la salud de quienes te rodean se verá beneficiada.

Prácticas diarias que reducirán tu consumo de energía

Opta por bombillas LED

Una alternativa muy fácil para reducir tu consumo de electricidad, es cambiar las bombillas incandescentes de tu casa por bombillas LED. Esto ha demostrado ser una práctica ecológica y económica.

Estos objetos tienen una vida útil de casi 30 años, y si hablamos de su eficiencia energética tenemos que referirnos a que las bombillas LED tienen un consumo de hasta 80% menos que las bombillas incandescentes.

Aprovecha la luz del día

España es una de las zonas de Europa y del mundo que mejor iluminación natural tiene, así que aprovéchala. Abrir las persianas y cortinas durante el día, y de esa manera no gastarás tanta energía eléctrica.

Quizás te parezca algo insignificante pero el ahorro que generarás al año, será muy significativo.

Desconecta artefactos que no estés usando

Los aparatos conectados continúan consumiendo electricidad aunque los mantengas apagados. Te recomendamos usar una regleta o extensión para conectar varios electrométricos y cuando vayas a salir, solo presiones el botoncito para apagarlos.

Prefiere las baterías recargables

Recuerda que en nuestro blog siempre te recomendaremos prácticas sostenibles con el medio ambiente. Es por ello que deseamos acotarte que las baterías recargables, no solo contribuyen a disminuir tu consumo de energía sino que también reducen tu generación de residuos sólidos.

No abuses del aire acondicionado o de la calefacción

Mantener una temperatura ideal en invierno o en verano puede suponer un reto de confort. Sin embargo, te recomendamos ciertos intervalos de acuerdo a la estación del clima. En verano, procura que la temperatura del aire acondicionado se encuentre entre 22 y 25° C. Mientras que en invierno, sería ideal que tu hogar se conserve entre 20 y 22° C.

Recuerda que cada grado que subimos a la calefacción o que bajamos al aire acondicionado, significa un incremento de 7% en el consumo energético.

Los pequeños detalles también cuentan

Desconectar el cargador del teléfono cuando no se está haciendo uso de él, apagar las luces al salir de casa, usar el aire natural para secarte el cabello antes que el secador, entre otros … son pequeños detalles que sumados, contribuyen muchísimo a tu ahorro energético.

Implementar estas sugerencias para reducir tu consumo de energía, es el primer paso para ayudar a construir un mundo más sostenible. ¿Requiere de compromiso? ¡Por supuesto sí! Pero no te frustres.

Empieza de a poco, se constante y los resultados se aparecerán sin darte cuenta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *